Escándalo en las Grandes Ligas: la historia de espionaje y trampa con el que los Medias Rojas robaron los secretos de los Yanquis


El equipo de Nueva York demandó a su más grande rival porque a través del uso de la tecnología espiaba las señas que llegaban a un reloj Apple de uno los entrenadores en el dogout
Los Medias Rojas de Boston habrían reconocido ante Grandes Ligas que usaron dispositivos electrónicos para robar señales en partidos contra su más grande rival, los Yanquis de Nueva York.
El diario The New York Times informó el martes que los Medias Rojas, actuales líderes de la División Este de la Liga Americana, se valieron de un reloj de Apple para robar las señas de los receptores de los Yanquis durante una serie disputada el mes pasado en el Fenway Park.
Desde siempre, el robo de señales ha sido parte de este deporte. Pero el uso de dispositivos electrónicos con este fin va contra las reglas.
La oficina de las Grandes Ligas investiga las acusaciones presentadas por los Yanquis, tras la serie en Boston. De acuerdo con el Times, los Medias Rojas informaron a los investigadores que el manager John Farrell, el gerente general Dave Dombrowski y otros dirigentes del equipo no estaban al tanto de la operación, que se había llevado a cabo durante semanas.

El comisionado Rob Manfred, quien realizó el martes una visita prevista al Fenway Park, manifestó su deseo de que este asunto se resuelva pronto. No emitió comentarios sobre las posibles sanciones.
El diario indicó que el video muestra a un coach de Boston mirando su reloj de Apple en la cueva y luego pasando mensajes a los jugadores.
Los Medias Rojas mantienen una tenue ventaja sobre los Yanquis por el primer puesto de la División Este de la Liga Americana.
Farrell dijo estar al tanto de la regla que prohíbe la conducta que se atribuye a su equipo.
“Los dispositivos electrónicos no se usan en el dugout”, dijo el martes, antes de que Boston recibiera a los Azulejos de Toronto. “Pero más allá de ello, lo único que puedo decir es que este asunto está en manos de la liga”.
Dombrowski consideró que es la primera vez que trabaja en un equipo acusado formalmente de robar señales.
“He estado en este deporte durante 40 años. He conocido de esto durante 40 años, del robo de señales”, dijo. “He conocido a gente que jugó en los 50 y que me habló del robo de señales. Así que creo que esto ha ocurrido durante mucho tiempo. He de reconocer eso”.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0