Beltré es expulsado por mover el tapete de espera


Sam Butler Cut4.El antesalista dominicano de los Rangers, Adrián Beltré, ha estado encendido en el plato. En el cierre de la serie de Texas contra los Marlins, el veterano había bateado tres extrabases, incluyendo un jonrón, para llegar a cuatro hits de los 3,000 en su carrera. Pero no pudo dar otro paso hacia la hazaña luego de lo ocurrido en el octavo episodio del encuentro del miércoles.
Cuando Beltré está en el círculo de espera, el quisqueyano no se para en el área designada y prefiere estar casi detrás de su compañero en la caja de bateo. Esto lo ha hecho durante toda su carrera y en casi 20 años nadie le ha pedido que se mueva. Sin embargo, el árbitro de la segunda base, Gerry Davis, pensó que no era lo correcto.
Davis le pidió a Beltré que se parara en el tapete marcado como el círculo de espera, pero en vez de cumplir, el toletero arrastró la alfombrilla hacia su lugar preferido. Davis lo expulsó inmediatamente.
“No quería ser gracioso”, dijo Beltré. “Me dijo que me parara en el tapete, así que lo halé hasta donde estaba y me paré ahí. Hice lo que me pidió. Le obedecí”.
El dirigente del conjunto texano, Jeff Banister, estuvo bastante molesto con lo hecho por el umpire. El capataz salió de la cueva y comenzó a discutir con Davis, quien expulsó a Banister también. Es la cuarta vez que el manager ha sido expulsado de un encuentro este año.
“Miren, el hombre está rumbo a 3,000 hits, nuestros fans se quedaron [en un partido que ya estaba fuera del alcance de los Rangers] para ver ese último turno y no pudieron hacerlo”, dijo el piloto. “No entiendo por qué eso era un inconveniente. El hombre buscaba hacer historia y tenía la oportunidad de agotar otro turno ante nuestros aficionados”. Los Rangers estuvieron enfadados por la situación, pero para aquellos en el otro dugout fue un momento muy curioso.
“Es uno de los momentos más cómicos que he visto”, dijo el lanzador Drew Steckenreider, quien durante aquel momento estaba en la lomita por los Marlins. “La verdad es que no sabía cómo reaccionar. Sólo me paré al lado de Derek Dietrich y nos tapamos la cara con el guante para reírnos”.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0