La Dominicanidad se impone en el desfile de la Gran parada Dominicana de el Bronx

NUEVA YORK.- En su versión 26 el Desfile Dominicano de El Bronx tuvo un toque más patriótico que otros años, con decenas de participantes levantando banderas y carteles que decían: “Dominicanos hijos de Duarte” y “Quisqueya, país libre y soberano”.

Con gran expectativa se esperó la llegada del alcalde Bill de Blasio, quien en junio pasado calificó el manejo de las políticas migratorias de la República Dominicana y la inminente deportación de extranjeros indocumentados, en su mayoría haitianos, de “acto inmoral y racista por parte del gobierno dominicano”, lo que provocó críticas de parte de políticos y funcionarios locales y de la isla.  En diferentes oportunidades, a lo LARGO del desfile, el alcalde fue abucheado.

Héctor Pérez, residente de El Bronx, dijo que pese a los ataques contra la República Dominicana, “la gente sabe que somos un país alegre y hospitalario”.

“Un pueblo que creó el merengue y la bachata es un pueblo alegre, y lo que debe hacer la comunidad internacional es ayudar al pueblo de Haití PARA que la alegría y la prosperidad llegue a esta hermana nación”, dijo Pérez.

El cónsul dominicano en Nueva York, Eduardo Selman, dijo que este año, en que la República Dominicana ha sido blanco “de ataques infundados por el manejo de sus leyes migratorias, es más importante que nunca mostrar el orgullo de los quisqueyanos en el desfile y que estemos todos unidos”.

Selman desfiló en una carroza acompañado del embajador de la República Dominicana ante la ONU, Frank Cortorreal, y el cónsul dominicano en Brasil, Baltazar Figuereo.

“Levantando el orgullo dominicano estamos diciéndole al mundo que nosotros siempre hemos sido hospitalarios y consecuentes con todos los extranjeros que llegan al país, incluyendo los haitianos”, dijo Selman.

El desfile coincidió con el Día del Padre dominicano, por lo que el concejal Ydanis Rodríguez envió una salutación para todos los padres quisqueyanos.

“Los dominicanos seguimos marchando con la frente en alto, y en cada escenario vamos a resaltar que nosotros primero somos personas alegres, honestas, honradas y trabajadoras, y contribuimos con esta gran nación, donde VIVIMOS cerca de un millón de quisqueyanos”, dijo Rodríguez. “También que hemos sido agradecidos de los pueblos que nos acogen, pero también hemos sido solidarios con los hermanos y hermanas que llegan a nuestro país”, indicó.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz hijo, se opuso a los ataques contra la comunidad dominicana y dijo sentirse honrado de representar a los 378,000 dominicanos que, según el censo 2010, residen en el condado, “que representan a la población más grande de quisqueyanos que residen fuera de la isla”.

“La comunidad dominicana es trabajadora y aporta al crecimiento de nuestro condado”, dijo Díaz.

César Romero, presidente del Instituto Duartiano en los Estados Unidos, dijo que los ataques contra la isla “son infundados”, y señaló que el país “tenía que tomar la iniciativa de regularizar a los inmigrantes, como lo hacen todas las naciones soberanas”.

A lo LARGO de la avenida Grand Concourse, desde East Tremont hasta la calle 167, desfilaron 42 carrozas y 135 grupos deportivos, culturales, folclóricos y políticos.

Entre los artistas que alegraron el desfile estuvieron el Krisspy, David Cada, Mozart La Para, Johnny VENTURA, Héctor Acosta ‘El Torito”, y Kinito Méndez, quien fue el Mariscal Artístico.

La iglesia Cristo Rey participó con un grupo de 40 feligreses y la fiesta se encendió con las niñas del Borinquen Dancing junto a la banda de música Golden Knights, los diablos cojuelos Los Cavernarios, los del carnaval de Bonao, y el personaje “Usted ha visto a Piro”.

El Cónsul

Durante su participación en la PARADA, el cónsul Eduardo Selman exhortó a sus connacionales a “levantar siempre la Bandera Nacional como estandarte de dignidad, orgullo y dominicanidad”.

Selman desfiló junto a Frank Cortorreal, embajador permanente de la República Dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en una gigantesca bandera con los colores azul y rojo que simbolizan su país y la que precedía la colorida carroza muy bien decorada del Consulado.

El Desfile comenzó con el corte de cinta en la intersección de la calle 176 y la avenida Grand Concourse, pero Selman y Cortorreal no participaron en esa ceremonia, debido a que se exhibía un letrero promocionando al alcalde Bill De Blasio.

Selman dijo que De Blasio no se ha disculpado con el Gobierno ni con la República Dominicana por sus críticas aviesas a la política migratoria que implementa ese país..

“No podemos desfilar junto a alguien que ha ofendido al Gobierno y al pueblo dominicano, y no se ha disculpado”, dijo Selman.

“Quiero felicitar a todos los dominicanos en nombre del Gobierno, el Consulado y en el mío propio y exhortarlos a estar siempre unidos, poniendo con decoro, valentía y dignidad nuestra dominicanidad y enarbolando la Bandera Nacional”, manifestó.

Agregó que “extendemos nuestras congratulaciones a los organizadores de esta Parada, especialmente a Felipe Febles y Rosa Ayala por su esfuerzo y dedicación para que hoy haya sido exitosa y podamos preservar y exponer la cultura y tradiciones de los dominicanos.

VerImagenes aqui:

IMG_0614

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0